Baño de cabras en el Puerto de la Cruz
Baño de cabras en el Puerto de la Cruz

Puerto de la Cruz

FIESTAS DEL GRAN PODER Y DE LA V. DEL CARMEN

Mientras la procesión del Gran Poder recorre las calles portuenses más señoriales al paso militar de tambores y trompetas, la procesión del Carmen tiene lugar por calles de pescadores. De la iglesia de la Peña de Francia sale la Virgen del Carmen en procesión junto con San Telmo, en medio de piropos y canciones que le dedican los pescadores. Al final, se realiza una gran exhibición pirotécnica en la dársena del mismo muelle pesquero. Después las imágenes regresan a sus respectivas iglesias.

Embarcación de la Virgen del Carmen:
Esta advocación mariana fue extendida por el Papa Benedicto XIII a toda la Iglesia Universal en agradecimiento a una Orden Religiosa, los Carmelitas, profundamente marianos que consideraban madre y hermana a Nuestra Señora del Monte Carmelo. Su origen se sitúa al sur del actual Puerto de Haifa, en Palestina, donde se eleva el Monte Carmelo, dominando el mar Mediterráneo. En la época de las cruzadas, hacia 1156, algunos peregrinos y algunos soldados decidieron establecerse en él y de él, Carmelo, toma su nombre la orden, nombre que significa, 'Jardín o Huerta'. Su patronazgo sobre la gente del mar fue muy tardía, 1901, y, de hecho, va a ser en 1922 cuando el párroco de la Peña de Francia propondrá a los marinos y pescadores que se desplazaban a Los Realejos que ¿por qué no traer una Virgen del Carmen para el Puerto?. Esta imagen llegaría en 1923 realizando su recorrido marítimo terrestre, pero ello no quitó que los marinos siguieran visitando, y sacando, al Carmen en los Realejos. En el año 1954 llegaría la actual y característica Virgen del Carmen del escultor Angel Acosta.

Fecha de la embarcación: 14 de julio de 2015

Ver programa en descargas

FIESTAS DEL SOL O SAN JUAN

Se celebra en el muelle pesquero con notable asistencia de público y turistas. Todos acuden a la Playa del Charcón y a la del Muelle, esperando la salida del sol para asistir al famoso baño de las cabras, rito que cada año se celebra en el día de San Juan, en recuerdo de la fiesta aborigen que celebraban los guanches para festejar la llegada del solsticio de verano. Los cabreros ofrecen queso y leche; muchos se dan un chapuzón y todos bailan la llegada del día de San Juan.

FIESTAS DE SAN JUAN - Puerto de la Cruz
22,23 y 24 de Junio

SAN JUAN: TRADICIÓN VIVA Y COMPROMISO
En el Puerto de la Cruz la Fiesta de San Juan mantiene un gran arraigo popular.  Desde muy antiguo pervive la costumbre de que muchas familias acudan  a la playa a pasar la noche, popularmente conocida como la más corta del año, en tono festivo y lúdico. Con la comida tradicional ya preparada, se juntan en la arena alrededor del fuego y la música popular. Tradiciones como los enramados de los chorros y fuentes públicas con flores, frutas y verduras de temporada se han rescatado del olvido colectivo. Al amanecer, los cabreros desfilan con sus rebaños por los barrancos hasta la costa portuense, y en el  muelle pesquero purifican y limpian sus rebaños como lo hicieron sus antepasados.

22 junio // Enrame de Chorros Públicos por toda la ciudad // Los chorros enramados serán: el chorro del Durazno, el chorro Las Maretas, el chorro Cuaco, el chorro Mequinez, el chorro del Muelle, el chorro Cupido y el chorro de la calle Blanco. Los chorros públicos de agua son algunos de los elementos singulares que todavía se mantienen en pie, aunque la mayoría ya no cumplen con su función. Sin embargo, son las huellas de una parte importante de la historia de nuestra ciudad, de una época en la que desempeñaron un papel fundamental en el abastecimiento al vecindario, en lugares de reunión de encuentros e historias de amoríos. No hay que olvidar que muchos de los chorros y lavaderos han estado en funcionamiento hasta épocas casi recientes, y seguramente nuestros mayores nos contarán vivencias y recuerdos en torno a ellos.

24 junio // De 8.00h a 14.00h. // Tradicional Baño de las cabras en el muelle pesquero. Los posibles orígenes de esta tradición se pierden en el tiempo, aunque la creencia más extendida sobre este rito es la que perteneciera a antiguas costumbres de los aborígenes de Tenerife, que cíclicamente llevaban sus rebaños a las costas para bañarlos y así quitarles la suciedad y desparasitarlos, preparándolos para la época del  apareo, también para que con el agua del mar se curaran posiblemente pequeñas heridas, a la par que cumplir con probables ritos paganos de purificación y/o de ofrenda.

FIESTAS DE SAN ANDRÉS

Popularmente se conoce esta fiesta con el nombre de "La Fiesta del Cacharro" y la "Castaña". En la noche del día 29 de noviembre jóvenes y turistas se concentran en la Plaza del Charco para tirar "a verga" innumerables cacharros y objetos viejos que se van golpeando contra el suelo haciendo ruido por distintas calles. En la misma plaza se celebra la "Castañada", acto festivo donde se puede degustar productos típicos de la isla: castañas, cherne, gofio amasado, batatas, vino.

FIESTAS FUNDACIONALES O DE LA CRUZ

El día 3 de Mayo tienen lugar las fiestas fundacionales de la ciudad, recordando que en dicha fecha de 1651 tomó posesión del cargo el primer alcalde pedáneo. Se celebran con una misa solemne seguida de una procesión con la Cruz de Plata (co-patrona de la ciudad junto con la Virgen de Nuestra Señora de la Peña de Francia) en medio de tracas y fuegos artificiales que acompañan todo su recorrido. Es tradicional visitar por la tarde las numerosas capillas advocadas a la Santa Cruz, de las cuales existen más de una treintena repartidas por toda la geografía del Puerto de la Cruz, para admirar las decoraciones florales que mostrarán durante todo el día. Son también reseñables los sudarios, siempre en forma de “M”, algunos de ellos muy antiguos y realizados en finas telas bordadas en oro, pintadas o simplemente blancas, simbolizando la pureza.
El caso de la exaltación de las cruces en municipios como el Puerto de la Cruz adquiere una dimensión etnográfica y religiosa de gran valor. El rito tuvo sus orígenes en las cruces particulares de cada casa para luego trasladarse a los maderos de mayor tamaño de capillas, ermitas y encrucijadas.
La estrecha relación de la cruz con el término municipal se puede constatar desde los albores del nacimiento del núcleo urbano que acaba consolidándose con la segregación político-administrativa definitiva del municipio con respecto al de La Orotava, al que estuvo unido hasta principios del siglo XIX.
Se dice que la cruz que acabó dando nombre al término municipal fue la situada en un lateral de la fachada de la Casa de la Aduana. Junto a otras cruces que fueron apareciendo por diversos puntos de la ciudad en capillas, casas particulares o ermitas y que hacen un total de una treintena, fueron conformando un Vía Crucis. En estas fechas son engalanadas con diversos recursos ornamentales que van desde una amplia variedad de flora autóctona hasta la originalidad hecha arte de la Cruz Verde de la calle Mequinez, que se decora con flores artificiales de gran realismo elaboradas a partir de espinas y escamas de pescado.

Los motivos por los cuales se colocan las cruces son variados. Algunas se ubicaban siguiendo la costumbre del Vía Crucis, como queda dicho, que simboliza el camino de Jesús al Gólgota mediante paradas o estaciones; otras veces se colocaban con motivo de una muerte violenta o accidente, y hay algunas que indican el cruce de caminos o los límites de población. Por último, servían también para señalar puntos geográficos concretos, como los peñones. 

Valoración:
Votos(s): 17. Resultado: 3.41

Compartir