Iglesia de Santa Úrsula (Adeje)
Iglesia de Santa Úrsula (Adeje)

Adeje

IGLESIA DE SANTA ÚRSULA

Horario de Visitas: En horas de culto.
La iglesia de Santa Úrsula fue construida sobre una primitiva ermita de comienzos del s. XVI. Destaca el artesonado mudéjar de la Capilla Mayor, bajo el cual se sitúa el retablo principal, de la primera época del barroco colonial, presidido por la virgen patronal de Nuestra Señora de la Encarnación, del s.XVI. El retablo renacentista de finales del s. XVI perteneció, al parecer a la iglesia parroquial de Candelaria.
La iglesia alberga también la imagen de la titular Santa Úrsula de la escuela alemana (S. XVII); un San Juan Bautista (Escuela de Montañes), y el facsímil más antiguo de la Virgen de Candelaria del s.XVI, Virgen negra que se considera copia de la primitiva imagen de la Patrona de Canarias, desaparecida en 1826 al ser arrastrada por un aluvión. En el cuello de esta talla, así como en el cinturón , las mangas y la parte baja de la túnica, está grabado un texto que ha merecido diferentes interpretaciones, relacionadas con caracteres ibéricos o etruscos.
La iglesia posee también una lámpara de plata y una importante muestra pictórica.

Casa Fuerte

Muy próxima a la iglesia se encuentra la Casa Fuerte. Los Ponte, sobre quienes recaía el Marquesado de Adeje y fueron además condes de la Gomera, obtuvieron por Cédula de 2 de Mayo de 1555 autorización para construir una casa fuerte, que fue edificada a partir de 1556 por Pedro de Ponte para defender sus propiedades, que incluían un importante ingenio de azúcar.
Aún se conservan algunos elementos de esta Casa Fuerte, donde residió en varias ocasiones el corsario inglés John Hawkins, asociado con Pedro de Ponte para introducir esclavos negros en América. Sin embargo, los últimos señores de Adeje, al vender sus propiedades en esta localidad en el siglo XIX, se llevaron a Madrid los restos que guardaban de esta señorial mansión, como muebles, tapicerías, armas, etc.

ARCHIVO HISTÓRICO

Valoración:
Votos(s): 9. Resultado: 2.89

Compartir