Arquitectura Tradicional
Arquitectura Tradicional

Arquitectura Tradicional

La arquitectura tradicional canaria, la de las casonas señoriales y la de las casas más humildes y populares, bebe en las fuentes tradicionales de Andalucía y Portugal, sobre todo, pero se dota a sí misma de una fuerte personalidad propia.

Lo más destacado de las primeras --de las que existen magnificos ejemplos en La Orotava y La Laguna-son los típicos balcones y los patios interiores. En ambos, la protagonista es la madera, el pino tea isleño, por lo general, a veces trabajado primorosamente por manos artesanales.

Arquitectura

Las fachadas de estas construcciones suelen ser sencillas, con pocos adornos, que se dejan en exclusiva para las grandes balconadas de madera, cuajados de celosías, de amplio vuelo sobre la calle. Las ventanas cierran en guillotina y, por lo general, disponen, en el interior, de asientos adosados a la pared.

Los patios interiores, auténticos jardines, en los que, de vez en cuando, todavía hace su aparición la destiladera (un curioso y bello artilugio para filtrar el agua y mantenerla fresca), están rodeados por una galería, sostenida por unas columnas de pino tea, que da a las habitaciones y aposentos de la casa a la que se accede por medio de unas escaleras también de madera, en armonía con todo el conjunto.

Los colores de las fachadas de las casas tradicionales y populares, de gruesas paredes, suelen ser variopintos y sorprendentes, aunque, últimamente, exista una tendencia hacia el blanco uniforme un tanto impersonal. Ejemplos de este tipo de arquitectura se encuentran dispersos por toda la Isla, pero hay conjuntos realmente interesantes, como el que se puede observar aún en el caserío de Masca.

Los edificios oficiales o religiosos han ido plasmando el paso de los distintos estilos imperantes en cada época, desde las inmediatamente posteriores a la conquista -ciertas iglesias como La Concepción de La Laguna-, pasando por las tendencias barrocas y neoclásicas hasta las modernistas. La Laguna, La Orotava- cuyos núcleos urbanos son monumentos histórico-artístico nacionales-, Santa Cruz y el Puerto de la Cruz conservan las huellas de todos estos movimientos en sus calles más viejas y personales.

De la arquitectura más reciente merece destacarse, por su espectacularidad y por el original tratamiento de las líneas y los espacios, el edificio central de CajaCanarias en el corazón de la capital de la Isla.

Valoración:
Votos(s): 12. Resultado: 3.5

Compartir